8 de dez de 2010

Por una Ley Orgánica de Derecho a la Información

Joan Ortiz i Serra.- La Constitución lo reconoce y lo protege. Pero no existe autoridad independiente alguna que lo regule y lo garantice. Hablamos del Derecho a la Información, recogido en el artículo 20 de la misma. Es por esta razón que el Foro de Organizaciones de Periodistas (FOP) viene librando batalla para que se apruebe la Ley Orgánica del Derecho a la Información de la Ciudadanía, redactada por el mismo FOP en abril de 2010.


Bajo este principal asunto, que también incluye el de la precariedad laboral y la falta de calidad informativa, se presentó el martes 7 de diciembre la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) en uno de los grupos de trabajo simultáneos del Congreso Internacional de Información y Derechos Humanos.

Con esta Ley, el FOP pretende que se regularice el trabajo de quienes trabajan en el sector de la comunicación para que se garantice el derecho a la información.

Para ello, el documento define el trabajo periodístico y los derechos y deberes que comporta tanto para los profesionales del sector como para los medios, para que se haga llegar una información veraz y de calidad a la ciudadanía. Por este motivo, promueve la creación de un consejo regulador del periodista, que permita el cumplimiento de los principios del código deontológico.

Entre otros aspectos, el texto también regula la cláusula de consciencia, el acceso a las fuentes informativas y el secreto profesional. Así mismo, da cobertura a los periodistas freelance y trabajadores “por pieza”, a los que reconoce “los mismos derechos y deberes que los profesionales integrados formalmente en estructuras empresariales”.

Paralelamente, y elaborada en un contexto dominado por la crisis económica, la Ley del Derecho a la Información proporciona los mecanismos necesarios para que se ponga fin a la cadena de despidos y a la creciente precariedad laboral que se ha venido produciendo en los últimos años. Más de 3.200 profesionales han perdido su empleo ante, según el mismo FOP, “la impasividad del Gobierno”. Y el “mileurismo” se ha convertido en un auténtico privilegio.

Se han implicado en la redacción del borrador las agrupaciones de periodistas de UGT y CCOO, la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP), el Colexio de Xornalistas de Galicia, el Col•legi de Periodistes de Catalunya y UPIF-Sindicat de la Imatge.

La Federación de Sindicatos de Periodistas – FeSP, presente en el Foro Compostela, nació en 2001 con el fin de integrar a los sindicatos ya existentes en España y representar a los trabajadores de comunidades donde no existen tales agrupaciones. Consideran que un nivel organizativo sindical es necesario ante la “precariedad laboral de los trabajadores de la información” que, añade, “nos ha impedido poner freno a las aventuras editoriales de las empresas privadas de la comunicación y a la manipulación informativa en los medios públicos, que han desprestigiado nuestra profesión frente a la sociedad”.”Las plantillas encubiertas, la indefensión de los periodistas a la pieza, la explotación de los estudiantes en prácticas, la reducción irracional de plantillas y la impuesta “polivalencia profesional” son el motor de una precariedad laboral y profesional amparada por la falta de una legislación que regule nuestros derechos”. Actualmente, la federación sindicalista goza de 2.700 afiliados y da cobertura al trabajo de 14.500 profesionales.

Nenhum comentário:

Postar um comentário